Make your own free website on Tripod.com

 

    

Presentación

 Quienes Somos
Noticias
Entrevistas
Reportajes
Opinión
Columnas

Política
Locales
Judicial
Narcotráfico
Policial
Coyuntura





Nueva zona de cultivo
Detectan mil 200 hectáreas
hoja de coca en La Libertad

-Imágenes satelitales y aéreas obtenidas en exclusiva por Correo muestran expansión de cultivos
-Narcos habrían instalado laboratorios para el procesamiento de la hoja de coca

Correo obtuvo en exclusiva fotografías satelitales que muestran nuevas y extensas hectáreas con sembríos de hoja de coca en la sierra del departamento de La Libertad. Las imágenes que fueron captadas por el Cuerpo de Asistencia para el Desarrollo Alternativo (CADA), entidad que depende del Ministerio del Interior, sugieren no sólo una preocupante expansión de los cultivos ilícitos sino también una decidida actitud de los narcotraficantes para dar una dura batalla a las autoridades. Esta vez, muy cerca a la costa de nuestro país.

Antonio Manco
(*) Unidad de Investigación

El ministro del Interior, Fernando Rospigliosi Capurro, anunció en conferencia de prensa, el lunes pasado, el desbaratamiento de una banda internacional de narcotraficantes integrada por peruanos y mexicanos que pretendían sacar dos toneladas de droga del país.
Se detuvo, según información oficial, a 23 personas vinculadas al frustrado envío; pero también se dijo que la operación policial se realizó en forma simultánea en Lima y La libertad.
Es precisamente en la sierra de este último departamento en donde el CADA detectó mil 200 hectáreas con cultivos de hoja de coca.
La mencionada zona está ubicada en la cuenca hidrográfica del Alto Mishollo en la provincia de Pataz, en La Libertad, a mil 400 metros sobre el nivel del mar; y se ha constituido en el nuevo valle promisorio para ciertos grupos de narcotraficantes.
El clima es lluvioso y el terreno fértil, consideraciones básicas y propicias para los cultivos de hoja de coca.
Hasta ese lugar, llegan los agricultores de la sierra del departamento de La Libertad no sólo para deforestar en forma desmedida las centenares de hectáreas de bosques naturales sino para iniciar el cultivo ilegal de hoja de coca.
De acuerdo a información obtenida por este diario, se sabe que los cultivos de yuca, maíz y otras especies para consumo humano son prácticamente inexistentes. Para los expertos consultados por este diario, representan sólo fachada y camuflaje.
En efecto, los vuelos de reconocimiento confirman además que tan solo en el presente año se han deforestado aproximadamente 2000 hectáreas del mencionado lugar. Lo preocupante es que es sólo para sembrar hoja de coca.
Los colonos que han tomado estas áreas utilizan modernas sierras eléctricas o simplemente queman los arbustos de menor tamaño para iniciar el cultivo.

En Ongón habría laboratorios

La zona donde se ha detectado los nuevos cultivos tiene una superficie aproximada de treinta kilómetros cuadrados, no existen vías de comunicación para el transporte motorizado en ninguna de sus formas y el ingreso debe ser a pie o a lomo de bestia. Además, el camino es de tipo herradura y el único ingreso es por Tayabamba, localidad ubicada cerca al departamento de San Martín.
Según pudo conocer Correo los agricultores de la hoja de coca, no se demoran más de quince días en preparar la tierra y sembrar la hoja, poco después se retiran y regresan a los dos meses para verificar el crecimiento, finalmente luego a los tres meses ya tienen la primera cosecha.
Pero para los especialistas del CADA, a estas alturas ya no se transportaría la hoja de coca cosechada a alguna zona de producción conocida, sino que esta sería procesada para ser convertida en pasta básica lavada en los alrededores de la localidad de Ongón.
Básicamente la producción se concentraría allí ya que la topografía presente y el difícil acceso y salida incrementaría los costos.

Se produce 800 mil kilos de hoja de coca al año

Correo tuvo acceso a varias imágenes satelitales de la zona de producción de hoja de coca ubicada en la cuenca de Ongón que muestra un estimado de mil 172 hectáreas de cultivos, las parcelas están desplegadas principalmente en los valles formados por los ríos Mishollo y Pacaichacu y los únicos poblados existentes son Ongón, Calvario y Piña.
Las imágenes, según especialistas consultados por este diario, son impactantes (ver fotografía principal), el área de estudio (fondo de valle con influencia de coca) es de aproximadamente 25 mil hectáreas, lo que significaría que el 4,8% de la zona (1,172 hectáreas) ya esta sembrada con hoja de coca.
Teniendo en cuenta que una hectárea de terreno rinde al año entre 800 y 1000 kilos de hoja, estaríamos hablando de una producción anual en la mencionada cuenca de más de 900 mil kilos, cifra considerada (En el peor de los casos de producción) ya que muchas veces el clima y eventuales plagas disminuyen el potencial de la planta.
Fuentes del CADA dijeron a este diario que contrastarán en un corto plazo la información satelital y aérea con una verificación in situ (En tierra), para luego poner en marcha una política de erradicación con los beneficios del desarrollo alternativo.
Otro hecho que preocupa es que esta nueva zona de producción de aproximadamente treinta kilómetros cuadrados no ha sido cartografiada en su totalidad, es decir hay poblados y ríos que no figuran en el mapa.
Recientemente por información de pobladores de las localidades de Tayabamba, Taurija y Huancaspata, Correo pudo conocer que ciertas firmas de narcotraficantes ya se habrían trasladado desde Uchiza y Tocache a fin de instalar laboratorios de procesamiento de hoja de coca, hecho por demás preocupante.

Fiscalía pide mayor patrullaje

Fuentes del Ministerio Público, vinculadas con la lucha antidrogas, informaron a este diario que solicitarán un constante patrullaje aéreo en la zona a fin de detectar la migración de grupos de narcotraficantes que estarían promoviendo estos sembríos ilegales.
Los especialistas del CADA indican, sin embargo, que es más fácil ingresar por la sierra de la Libertad que por el departamento de San Martín, no hay que olvidar además que Uchiza y Tocache (Zonas de producción) se encuentran a aproximadamente 300 kilometros de la Cuenca de Ongón.
Sacar la producción de coca por la selva implicaría para los narcotraficantes un viaje de hasta seis días por lo difícil del terreno, llegando primero por el poblado de Santa Rosa de Mychollo, tomando la cuenca alta del Río Pizano hasta Tocache, lo que significaría que muchos de estos se están trasladando a esta nueva zona de producción.
Los esfuerzos del Gobierno que a través de Contradrogas promueven el desarrollo alternativo deben ahora estar centrados en este valle promisorio para el narcotráfico. La única fuente de financiamiento para realizar verificaciones en tierra y cartografiar el área de producción proviene de la cooperación internacional, montos que a veces son insuficientes para tal problemática.

(*) uicorreoperu@yahoo.com

Más Datos


Según información oficial, existen casi dos mil hectáreas de bosque virgen que han sido arrasados en la cuenca del Alto Mishollo y Ongón.

Cocaleros de las provincias de Tocache y Mariscal Cáceres de San Martín reconocieron en Lima la problemática de Ongón (La Libertad).

REGRESAR

ENTÉRATE DE LAS ÚLTIMAS